Masaje para pene

Dar masajes de pene suele ser lo que más le va a gustar a tu pareja. Es una de esas formas de hacerle feliz, atrévete a hacerlo. No cabe duda de que puedes aprender rápidamente cómo hacer estos masajes. Hay muchas técnicas que puedes utilizar y te lo vamos a explicar todo aquí, presta atención a los 5 masajes de pene que puedes hacer para tu pareja, seguramente nos lo agradecerás después. Igualmente, nosotros damos estos masajes expertos si te interesa, Tantra Usuaya, los profesionales masajeando.

Masajear el pene con los metacarpos

Empezamos con el primer masaje, es muy sencillo de hacer, presta atención a las indicaciones y en pocos minutos lo habrás entendido, pero primero, ten en cuenta que los metacarpos son la zona más acolchada que tienes en las manos.

  1. Primero entrelaza tus dedos manteniendo los pulgares hacia arriba.
  2. Estira los dedos y junta de esta mientras los metacarpos.
  3. Empieza a hacer de forma lenta elevaciones y con intensidad empieza a masajear.
  4. Sube por el pene de a poco, luego, cuando bajes, masaje las laterales usando los pulgares.

Si este masaje te parece muy difícil, no te preocupes, tenemos otros masajes que te pueden ser mucho más fáciles de aprender. Seguramente tu pareja le va a gustar alguno. Eso sí, intenta aprender todos para que tengas una gran variedad de masajes que ofrece a esa persona que quieres hacer feliz.

Los masajes para pene

Masajear el glande

Este es otro de esos masajes en el que aprovechas los movimientos para hacer feliz a tu pareja usando tus dedos y palmas.

  1. Ponte detrás de tu pareja, rodéale y coloca las palmas alrededor del pene, pero no unas.
  2. Empieza masajear desde la base hasta su glande, intenta unir las palmas, pero no las unas, pues le lastimarías.
  3. Al legar al glande con las manos, empieza a masajearle usando los pulgares con movimientos circulares, luego baja.
>  Las frutas del erotismo

Listo, ya sabes otra forma de masajear el pene de tu pareja, en el siguiente aparado encuentras otro tipo de masaje. No cabe duda de que este es uno de los mejores masajes que puedes hacer a tu pareja, se sentirá muy feliz, intenta usar algunas velas para hacer que el ambiente luzca mucho más romántico o relajado. También puedes intentar usar un lubricante que huela muy bien, los olores que le gusten a tu pareja pueden ser la mejor forma de complacerle al momento de hacerle este masaje o los demás masajes que aprendes en este artículo, sin duda se lo pasará muy bien.

Masajear el pene de arriba abajo

Este es otro masaje que seguramente podrás entender si prestas atención a la explicación que te vamos a dar aquí.

  1. En la base del pene colocarás tu mano menos hábil y lo vas a agarrar, luego con la otra mano le haces masajes desde arriba hasta abajo.
  2. Acuna los testículos con tu mano más hábil, luego usa el pulgar para masajear los testículos. Intenta hacerlo con suavidad.

Sin duda es un masaje sencillo de hacer, no tendrás que pasar mucho tiempo para entender cómo hacerlo.

Masajear el pene con los pulgares

Los pulgares pueden ser mucho más útiles en los masajes. Aquí tienes otra forma:

  1. Coloca una mano en la base del pene, luego usa la otro para hacer círculos en el pene con el pulgar.
  2. Hazlo desde la base y extiende por su órgano sexual.

Este es un masaje que a tu pareja le va a encantar, seguramente querrá que le hagas todo tipo de masajes. Adelante te explicamos otro tipo de masaje que le puedes hacer en pocos minutos. Pero, antes de pasar al siguiente masaje, intenta preguntarle a tu pareja qué tal le ha parecido, así puedes mejorar con el tiempo y hacerle este masaje mucho mejor. Este tipo de masaje requiere practica así que no te desanimes si no sale bien a la primera.

>  ¿Qué es el bondage? Descubre los placeres de esta práctica sexual

Mejores masaje de pene

Masajear el pene con caricias

Las caricias no están demás, te explicamos otro masaje que puedes hacer a tu pareja usando las manos bien lubricadas, es el siguiente:

  1. Toma su pene con la palma de una mano y deslízala hasta la base, pero con lentitud.
  2. Al momento de llegar a la punta del pene, dale vuelta a la mano para que el pulgar le estimule.
  3. Repite con la otra mano para masajear completo, estimular desde abajo hasta la parte más alta y cambia de manos. Hazlo como cuando jalas una cuerda, no tendrás problema.

Recuerda que el pene es un miembro que suele ser sensible. Al principio, tu pareja puede sentirse un poco “inseguro”, pero no le presiones. Intenta hacer los masajes con suavidad y estate al pendiente de que siente y qué es lo que le gusta y qué no. Lo mejor que puedes hacer es escucharle mientras le haces cualquiera de estos masajes. La comunicación en la intimidad es clave para que el masaje que le hagas sea exitoso.

Recuerda que estos masajes son muy fáciles de hacer, sólo debes tener paciencia y aprender cada día más, tu pareja va a estar emocionado con la idea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.